La empresa pone a disposición de cualquier persona las instalaciones termales y por el bien de todos ha desarrollado una serie de normas que servirán, de una parte, para garantizar los derechos de los usuarios de las instalaciones termales y de otra, para fijar las necesarias obligaciones o deberes de éstos con el personal, con los demás usuarios o con las propias instalaciones.

Las más salientables a tener en cuenta son las siguientes:

  • Por prescripción facultativa se ha establecido un tiempo máximo de utilización  de 90 minutos de uso del agua termal  y de 120 de estancia en zona termal, desde la expedición del ticket de entrada hasta la devolución, a la salida, de la llave de la taquilla en recepción. Pasado este tiempo se cobrará una nueva entrada.
  • Ducharse con gel (y sin traje de baño) antes de entrar en las termas. (El objetivo es ofrecer un agua termal limpia, pura y sin restos de gel o espuma a los clientes).
  • La utilización de las chanclas en los recorridos a pie en la zona termal.
  • Por razones de higiene, el uso de toalla en las hamacas, losa termal y sauna.
  • No podrán acceder a la zona termal de niños/as menores de cinco años.(tendrán que acreditar la edad de los niños entre 5 y ocho años)
  • Acceder a la Instalación en estado de embriaguez.
  • No se puede correr por la zona termal ni nadar en las termas.
  • Por motivos de seguridad es necesaria una altura minima de 1,50 para acceder al Spa Celta.
  • A las mujeres embarazadas no se les recomienda la entrada por su seguridad y la del feto.
  • Termas Outariz no se responsabiliza de las posibles incidencias por el incumplimiento de las normas o el uso incorrecto de las instalaciones
    • EL USO DE LAS TERMAS ES SIEMPRE BAJO SU RESPONSABILIDAD EL INCUMPLIMIENTO DE LAS NORMAS SUPONDRÁ LA PROHIBICIÓN DE LA ENTRADA O LA EXPULSIÓN DE LAS INSTALACIONES